MIOPÍA SOBRE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA
DEMO

MIOPÍA SOBRE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

Gestión del talento

MIOPÍA SOBRE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

January 16, 2020 Silvia Leal

No es un problema nuevo en absoluto. El 12 de marzo del 2008,  el fundador de Microsoft, Bill Gates, declaró ante el Congreso que Estados Unidos sufre:

 «Una escasez crítica de científicos e ingenieros con experiencia para desarrollar la próxima generación de inventos revolucionarios».

No se libra ni la NASA:

«La NASA, como cualquier otra compañía aeroespacial, afronta una grave escasez de científicos e ingenieros para el futuro. Tenemos muchos miembros que se jubilan y no tenemos suficientes estudiantes que se gradúen en las carreras apropiadas para rellenar esos huecos en ingeniería, matemáticas o computación».

Eran las palabras de Todd Ensign, director de educación de la institución, durante una entrevista en Montevideo en la que se lamentaba de que necesitan científicos jóvenes para poder renovarse, y no los encuentran.

Este fenómeno afecta con especial virulencia al talento femenino, dado que tan solo tres de cada diez de investigadores científicos en el mundo son mujeres. Por todo ello, es necesaria la intervención, cuanto antes, tanto de las familias como del entorno educativo para para acabar con esto de una vez.

Hacen falta referentes, puesto que las niñas que no los tienen en el ámbito de la investigación, la ciencia y la tecnología no se interesan por estas materias. De hecho, cuando encuentran un referente femenino, su interés se llega a duplicar. De esta forma, tenemos que conseguir ampliar el número de mujeres trabajando en estos ámbitos, pero también hay que asegurarse de darles mucha visibilidad.

En palabras de la ONU:

«Muchos de los grandes problemas que afronta el mundo pueden quedar sin resolverse por la falta de incentivos de muchas mujeres y niñas para estudiar carreras científicas».

¿Y cómo hemos podido llegar a una situación así? ¿Dónde están las raíces del problema? ¿Estamos a tiempo para resolverlo? ¿Cuál debe ser el camino por el que avanzar?

Para empezar, necesitamos cambiar con urgencia la visión de la sociedad sobre la ciencia y los científicos, una triste realidad que se ve reflejada en multitud de titulares publicados por todo el mundo:

«España busca científicos pero los jóvenes prefieren ser abogados».

«La mitad de los estudiantes españoles se decanta por una carrera sin futuro».

 «A la mitad de los estudiantes colombianos no les interesa la ciencia».

 «Estudio revela bajo nivel de interés científico en estudiantes peruanos».

En palabras de la bioquímica española Margarita Salas, a quien perdimos hace tan solo unos días, una mujer reconocida mundialmente como la discípula de Severo Ochoa que revolucionó la genética con el descubrimiento de una técnica capaz de multiplicar de forma sencilla el ADN:

 «Por una parte falta cultura científica y por otra mejor divulgación».

En paralelo es necesario establecer los mecanismos que garanticen una justa compensación y reconocimiento para estos profesionales, acabando para siempre con titulares como estos:

«Científicos bajo la línea de la pobreza».

«Científicos se concentran para exigir al Gobierno que equipare sus sueldos».

Sin ciencia no hay progreso, y esta situación es algo que no nos podemos permitir por mucho más tiempo porque a este paso:

«En seis o siete años no quedarán científicos en España».

Testimonio al que me atrevería a añadir: «… y quizás en el mundo».

No podemos seguir dedicando tanto tiempo a quejarnos y lamentarnos sobre las cifras de desempleo o la incertidumbre frente al futuro del empleo, cuando en el ámbito STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) cada vez hay más oportunidades y vacantes sin cubrir.

Ahí están las previsiones del World Economic Forum y su informe The Future of Jobs, donde se apunta a la destrucción de 75 millones de empleos para el año 2022, pero también a la generación de 133 millones de puestos de trabajo nuevos, empleos serán muy valorados, y también pagados, dado el impacto que pueden llegar a tener sobre la supervivencia y competitividad de una compañía.

Por todo ello, no podemos desperdiciar tanto talento en el ámbito STEM y, aunque la incorporación del talento femenino al mercado laboral sea una cuestión de justicia social, se trata también de una prioridad de naturaleza económica en el sector tecnológico, dado que la infrautilización de la mujer explica por qué la economía europea crece cada año 9.000 millones de euros menos de lo que habría podido.

Acabemos de una vez con esta «miopía social» sobre el interés de la ciencia, la evolución del mercado laboral y, por supuesto, los estereotipos según los que la tecnología es cosa de hombres, pensamientos que no nos permiten avanzar. Nos espera un futuro cargado de nuevos retos, pero también de oportunidades que no podemos dejar escapar.

 

About Silvia Leal

Asesora de la Comisión Europea en Competencias Digitales y una de las diez expertas más influyentes de España.

Comments

Want to hear more?

Our RSS Feeds

Cornerstone Blog Feed

Learn how our Integrated Talent Management Solutions can help you face tough challenges.
Check out our products