Desintoxicando tu empresa: cómo evitar al empleado tóxico
DEMO
Datos de contacto

Desintoxicando tu empresa: cómo evitar al empleado tóxico

Talent Management

Desintoxicando tu empresa: cómo evitar al empleado tóxico

February 11, 2017 Marc Altimiras

Tener una plantilla motivada, unida y que mantenga una actitud positiva ante el trabajo es uno de los objetivos de todo departamento de Recursos Humanos. El buen ambiente en la oficina es algo que tanto jefes como subordinados valoran positivamente, y es un gran activo a la hora de promover el trabajo en equipo y unir a todos los colaboradores en torno a un objetivo común.

Por este motivo, uno de los grandes problemas que todo manager de Recursos Humanos busca evitar a toda costa es la contratación de empleados tóxicos. Estos pueden generar todo tipo de situaciones convulsas dentro de la empresa, desde fraude y falsificación documental hasta otros aún más graves, como la violencia contra sus compañeros. Según el estudio “Toxic employees in the workplace” publicado por Cornerstone, entre un 3 y un 5% por ciento de los empleados encajarían en la categoría de “empleados tóxicos”.

Este no es un problema que podamos tomar a la ligera. Contar con un solo empleado tóxico en un equipo de 20 personas tiene un coste que podríamos cuantificar en 12.800 dólares. Su influencia sobre otros compañeros también supone un efecto negativo para la empresa, ya que su comportamiento se contagia fácilmente a otros empleados. Los buenos colaboradores tienen un 54% más de posibilidades de abandonar la empresa cuando trabajan con un empleado tóxico y el rendimiento del grupo puede bajar entre un 30% y un 40%. Por lo tanto, estamos ante un serio peligro que puede hacernos perder dinero y talento, afectando gravemente los resultados de la empresa.

Pero, ¿cómo podemos evitar estos riesgos? Hay una serie de factores que facilitan que nuestros empleados caigan en este tipo de comportamientos. Por ejemplo, el trabajar en equipos demasiado grandes y difíciles de monitorizar, o el propio hecho de trabajar junto a un compañero tóxico. Además, hay que prestar atención a una serie de características propias de cada colaborador. Aquellos que declaran seguir siempre las normas tienen un 33% más de posibilidades de convertirse en empleados tóxicos. Algo similar ocurre con quienes tienen un bajo puntaje en sus evaluaciones en los dos parámetros siguientes: la puntualidad y la disposición a resolver problemas del cliente.

Cuando hacemos una entrevista a un candidato debemos prestar atención a estas cuestiones y hacer preguntas cuya respuesta no sea obvia. En lugar de “¿sueles seguir las normas?”, quizá sea mejor formular la pregunta como “¿crees que en ocasiones es necesario romper las reglas para conseguir algo importante?”. También debemos prestar atención a otros detalles que pueden surgir durante la entrevista. Según el estudio de Cornerstone, aquellos candidatos que se muestran demasiado confiados sobre sus habilidades técnicas tienen un riesgo un 43% mayor de caer en comportamientos tóxicos.

En situaciones como éstas es cuando la labor del departamento de Recursos Humanos se vuelve más necesaria que nunca. El buen ambiente en la oficina puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un proyecto. Por eso, identificar y apartar a los empleados tóxicos, o incluso prevenir su contratación, es uno de los retos más importantes a la hora de asegurar una correcta gestión del talento que nos ayude a lograr los objetivos de negocio de la empresa.

Comments

Want to hear more?

Our RSS Feeds

Cornerstone Blog Feed

Learn how our Integrated Talent Management Solutions can help you face tough challenges.
Check out our products

Tags

Archives