Cómo formar exitosamente a los empleados en una mediana empresa
DEMO
Datos de contacto

Cómo formar exitosamente a los empleados en una mediana empresa

Talent Management

Cómo formar exitosamente a los empleados en una mediana empresa

February 05, 2017 Marc Altimiras

El recorrido de las medianas empresas está lleno de obstáculos que complican el camino hacia el triunfo en el mercado. Contar con una plantilla de profesionales que reúnan las competencias adecuadas para superar los retos del día a día es imprescindible para consolidar un negocio con éxito.

Pero es importante tener claro que, por muy calificado que esté un trabajador, siempre necesitará que la empresa ponga a su disposición los recursos necesarios para ampliar y actualizar su formación. Es por ello que toda organización necesita un plan de formación adaptado a las necesidades de su plantilla y a sus objetivos de negocio, sin importar su tamaño. Es un error pensar que sólo las grandes empresas necesitan este tipo de programas, pues en un entorno tan competitivo como el actual la capacitación de nuestros profesionales es lo que marca la diferencia.

Pero para ser capaces de formar a nuestros empleados de manera eficiente, es preciso seguir una serie de pasos antes de ejecutar el plan propiamente dicho. Lo primero, obviamente, es analizar las necesidades actuales de la empresa y la plantilla, determinando qué habilidades y conocimientos poseen los trabajadores, de cuáles carecen y cuáles necesitan reforzar. Definir correctamente nuestros objetivos nos ayudará a tomar mejores decisiones en los siguientes pasos.

Una vez que hemos determinado dónde estamos y a dónde queremos llegar, es el momento de diseñar el plan de formación. Para ello hay que pensar a largo plazo, teniendo en cuenta cómo puede evolucionar no sólo el empleado, sino el propio puesto de trabajo en el sector, así como las habilidades y conocimientos que el trabajador necesita adquirir para superar todos sus retos presentes y futuros. Es importante no limitarnos a las ‘hard skills’, las habilidades más técnicas, sino también aquellas de carácter más personal o social, como la comunicación, el trabajo en equipo o la ética profesional.

Cuando hemos definido el programa, el siguiente paso es seleccionar las acciones formativas concretas que van a recibir los empleados e impartirlas. Hay que tener en cuenta tres elementos clave: los contenidos propiamente dichos, los horarios y el calendario de la formación (que nunca deben entorpecer la jornada laboral del empleado ni la compatibilidad con su vida personal) y la modalidad de la formación, que puede ser presencial, online, en grupo, individual, etc.

Pero el trabajo no acaba cuando se imparten las acciones formativas. Después hay que evaluar los resultados en base a diferentes criterios. El más importante es la mejora que muestra el empleado en cuanto a la calidad y rapidez de su trabajo, pero también su capacidad para transferir los conocimientos adquiridos a sus compañeros y si existe una mejora significativa en los resultados de la empresa. Y, por supuesto, debemos vigilar si estas mejoras se mantienen en el tiempo, a fin de lograr una visión más completa sobre la efectividad de nuestro plan de formación.

Para una mejor gestión de la formación en tu empresa, Cornerstone pone a tu disposición las soluciones más innovadoras para fomentar el desarrollo de habilidades y el liderazgo. Con Cornerstone Learning podrás mejorar el desarrollo y entrega de la formación, gracias a herramientas colaborativas y sociales, así como aumentar la participación de los empleados en el aprendizaje. Todo lo que necesitas para impulsar el talento de tu plantilla con la confianza del líder global en software de formación en la nube.

Comments

Want to hear more?

Our RSS Feeds

Cornerstone Blog Feed

Learn how our Integrated Talent Management Solutions can help you face tough challenges.
Check out our products

Tags

Archives