Cómo decir adiós a un empleado
DEMO
Datos de contacto

Cómo decir adiós a un empleado

Talent Management

Cómo decir adiós a un empleado

April 27, 2017 Marc Altimiras

Por mucho empeño que pongas en tu estrategia de gestión del talento, es inevitable: en algún momento, un empleado dejará la empresa. Siempre hablamos de la importancia del onboarding y las primeras impresiones, pero a veces no prestamos la atención debida al final de la relación laboral y al proceso de offboarding que debemos seguir para asegurar una despedida satisfactoria para ambas partes.

Gestionar esta última fase del ciclo de vida del empleado es muy importante, por varias razones. Por ejemplo, uno de los cambios más llamativos que ha vivido el mercado laboral en los últimos años es el hecho de que ya no resulte extraño que un trabajador vuelva a una empresa. Dejar una buena impresión en el momento de la partida es imprescindible para dejar la puerta abierta a que esa misma persona regrese a la organización tras haber enriquecido su perfil con nuevas experiencias en otras compañías. Del mismo modo, la selección de talento se verá beneficiada si nuestros exempleados guardan un buen recuerdo de la empresa y la recomiendan a terceros.

Para garantizar un offboarding exitoso hay que seguir una serie de pasos, algunos de los cuales es casi seguro que ya serán una dinámica habitual en tu empresa. De todas formas, hay que ir más allá.

Lo primero es cerrar todo lo que quede pendiente. Esto es, organizarse con el colaborador que va a dejar la empresa para que todas sus tareas estén terminadas antes de su salida, firmar la carta de renuncia y realizar la devolución de cualquier dispositivo tecnológico y otros materiales de trabajo que se le hubieran cedido, entre otras cuestiones.

Se debe mantener un trato agradable con el empleado en todo momento. No hace falta montarle la fiesta de despedida del siglo, pero sí mantener en todo momento la cordialidad y una actitud positiva, sin ningún tipo de reproche por su decisión de abandonar la compañía. Hay ocasiones en las que las organizaciones consideran que sus empleados están en deuda con ellas, pero esto no es así. Todo lo que hayas invertido en el desarrollo de un colaborador te ha sido devuelto en forma de trabajo duro y responsabilidad. Di adiós a esa persona como te gustaría que te lo dijeran a ti, y ten en cuenta que en lo profesional, como en lo personal, una ruptura amistosa siempre es mejor que el conflicto y el rencor.

El momento más valioso de todo este proceso es la entrevista de salida, pues no sólo sirve para que el empleado se sienta escuchado sino también para que la empresa pueda mejorar en su gestión de capital humano en base a ese feedback. Hay que dedicarle a esta entrevista el tiempo que se merece, tanto en la preparación como en la ejecución y la valoración de las respuestas. Para conseguir una información de mayor valor, es recomendable personalizar la entrevista y buscar que las respuestas sean lo más concretas posible.

Aunque no forma parte del proceso de offboarding propiamente dicho, debes tener preparado un plan de sucesión para cubrir lo antes posible las salidas de los empleados. Para ello, la solución Cornerstone Succession será un aliado indispensable que te permitirá conocer y desarrollar el talento de tu plantilla y promover la sucesión estratégica, aumentando además la implicación de los empleados. Recuerda que apostar por el talento interno es una de las claves para reforzar el compromiso.

Un offboarding bien realizado puede convertir la salida de un empleado en una oportunidad para reforzar la captación de talento y mejorar la reputación de la compañía entre los candidatos. Siguiendo estos sencillos consejos no tendrás que volver a preocuparte por las “malas lenguas” ni por tu capacidad para atraer a los mejores empleados.

Comments

Want to hear more?

Our RSS Feeds

Cornerstone Blog Feed

Learn how our Integrated Talent Management Solutions can help you face tough challenges.
Check out our products

Tags

Archives